Sábado 24 de Junio de 2017

Trabajos de los Académicos

"Balneario "

La compañía del Ferrocarril inglés de Pto. Cabello a Valencia, constituyó uno de los proyectos más importantes ejecutados en la ciudad durante el último cuarto del siglo diecinueve. Inaugurado oficialmente en abril de 1888 su construcción involucró una importante mano de obra, permitiendo la movilización de un significativo volumen de carga y pasajeros al centro del país, pues hay que recordar que dicho ramal conectaba con el ferrocarril alemán hasta Es cierto que su construcción causó algunas molestias en la población; en 1894, por citar una, una agria disputa surgiría entre la gerencia y la municipalidad, entonces presidida por don Carlos Brandt, que exigía el levantamiento de los rieles colocados de manera "provisional" en la calle Municipio. El asunto fue resuelto a favor de los empresarios ingleses por intervención del Presidente Crespo, suponemos que no muy a satisfacción de los porteños.  Aún así la compañía del ferrocarril tuvo sus aportes positivos.

Tenemos la impresión, por ejemplo, que el Kiosko de Banda (Bandstand) que fue instalado en la Plaza Bolívar a principios del siglo pasado, escenario de las retretas dominicales, fue iniciativa de la compañía inglesa aunque se trata de una simple conjetura. Pero un aporte concreto de la compañía del ferrocarril inglés, y de lo que existe soporte documental, fue el desarrollo del primer balneario en la ciudad. En efecto, en octubre de 1923 W. A. Littell, administrador de la compañía, escribe al Ministro de Obras Públicas para informarle que tenían el propósito de embellecer la estación del ferrocarril en El Palito, manifestando deseaban como complemento establecer “una playa de baño”, tal como se acostumbraba en algunas poblaciones europeas, obra ésta que sin duda alguna en palabras de los proponentes sería una nota de progreso, ornato para el poblado y de utilidad para el público en general. Puesto que el proyecto implicaba la ocupación de una parte de la playa de propiedad nacional, se solicitaba el permiso correspondiente, para lo cual presentaron los planos. El ejecutivo no vaciló en autorizar el proyecto, tal y como puede leerse en la Memoria de Obras Públicas correspondiente a 1924: “Gustosamente accedió el Ministerio a otra solicitud de la Compañía encaminada a obtener del Ejecutivo Federal el permiso para fundar un establecimiento de baños en la hermosa playa situada frente a su estación de El Palito”. Se convertiría así El Palito en el primer balneario que tendrá la ciudad, circunstancia ésta que dará paso al surgimiento de establecimientos de recreo, entre los que se recuerda al Chalet “Berta”, en el que las familias del puerto y otras venidas de Valencia, acostumbraban a temperar disfrutando del paisaje marinero.

Por: José Alfredo Sabatino Pizzolante

Boletín 2016

 

Te invitamos a leer nuestro Boletín 2016, dedicado a conmemorar los 200 años de la muerte del prócer de la independencia general, Franscisco de Miranda. Haz click en la imagen y conoce todos los detalles.

 

Twitter @ahcarabobo

Libro del Mes

Te invitamos a leer nuestro libro del mes

Fake viagra usa kamagra usa do you need a prescription for cialis in ontario.

Buscar

Artículos en El Carabobeño

Haz click en la imagen y lee nuestros artículos publicados semanalmente

 

 

Nuestros Patrocinantes

La página web de la Academia de Historia del Estado Carabobo ha sido posible gracias a la gentil colaboración de personas, instituciones y empresas comprometidos todos con el rescate de la historia regional y la reafirmación del gentilicio carabobeño. Si desea colaborar con el sostenimiento de este hermoso proyecto, favor escribirnos a: prensa@ahcarabobo.org.ve

        

 

wellbutrin no prescription at firstmedmart